El Mundial más completo

Edgardo Broner
martes 5 de abril 2022

Todas las angustias y alegrías mundialistas, vividas en muchas canchas del mapa, quedaron representadas en los instantes finales del partido clasificatorio entre Argelia y Camerún, cuando el cupo fue pasando de un lado al otro para definirse con un gol a los 124’. La euforia y la decepción fueron supremas, con pasajes para los unos y demora de cuatro años para figuras como Riyad Mahrez.

El anuncio del Mundial de 48 equipos encontró resistencia en los países que son potencias futbolísticas y esperanzas en los que siempre tuvieron que ver la Copa por televisión o asistieron ocasionalmente. Que Italia haya quedado afuera por segunda vez consecutiva recuerda las ausencias históricas de otros grandes como Holanda y las dificultades que tuvieron para clasificar casi todos alguna vez. Argentina sufrió hasta la última fecha para llegar a Sudáfrica y a Rusia, mientras Brasil estuvo al borde de quedarse afuera antes de ser campeón en 2002. O el tan sufrido pasaje de México para 2014.

En 2026 disfrutaremos de varios de los que se faltarían si se mantuviera el formato actual. Cristiano Ronaldo tuvo que pasar por dos repescas para no decepcionar a tantos que quieren verlo en Catar. Se frustró la despedida de la generación chilena de Arturo Vidal y Alexis Sánchez, nos perderemos el momento brillante de Luis Díaz, las atajadas de Donnarumma, los goles de Haaland, de Salah y del interminable Ibrahimovic.

En la próxima habrá otros 16 países con el orgullo de sentirse representados por su fútbol.

En la Eurocopa de 1992 participaron 8 selecciones, lo habitual hasta entonces. El presidente de la UEFA, Lennart Johansson, decía que si pasaban a 16 iban a competir con el Mundial. No quería. Ahora juegan 24.

Cada salto en los Mundiales produjo reacciones similares a las de ahora. De 16 a 24 y de 24 a 32. Sin embargo, en el sorteo de Doha se vivieron momentos tensos porque todos sentían la dificultad de los rivales que iban apareciendo en los bombos.

Los nuevos cupos acercarán la posibilidad del Mundial a los ausentes y a los que nunca participaron. Será especial en la Concacaf, con la disputa exclusiva de los de Centroamérica y el Caribe.

Nos tocará vivir una Copa maravillosa en Catar con las últimas pinceladas de Messi, Ronaldo y Lewandowski, las penúltimas de Neymar, con Mbappé en plenitud, las expectativas con Pedri o Pulisic y los que demostrarán su calidad en el momento cumbre. La tristeza posterior a la final esta vez no será tan fuerte, porque la espera será de solo 3 años y medio, con la ilusión de que habrá oportunidades para todos.

COMENTARIOS