El clásico del Pacífico se tiñó de rojo

Sammy Sadovnik
sábado 14 de noviembre 2020

La selección chilena logró su primer triunfo en la eliminatoria sudamericana derrotando 2-0 a Perú en un partido donde la gran figura fue Arturo Vidal.

“El Rey” se llevó el equipo al hombro y, con liderazgo dentro del campo, fue el jugador pensante de la Roja en el Nacional de Santiago.

Arturo anotó un doblete, el primero un golazo que será uno de los mejores, que duda cabe, de la eliminatoria.

El equipo de Rueda fue inteligente, maniató a Perú, no lo dejó pensar, superó su línea de presión formada por Aquino, Yotún y Tapia llegando al gol e inclinando el encuentro en apenas 45 minutos.

Cómo habrá sido que Gareca tuvo que “sacrificar” a Aquino antes de la media hora colocando a Cueva de media punta para tratar de generar ese volumen ofensivo que estuvo carente la noche del viernes en Ñuñoa.

Debe haber sido uno de los peores partidos de la era Gareca. Un equipo lento, sin dinámica ni ideas y con un solo remate bajo palos en la primera fracción, el de Ruidiaz, peleado con el gol al menos con la blanquirroja, situación que atajó de forma impecable Claudio Bravo que volvió a la selección como titular y capitán.

A la hora de partido se dio el cambio lógico y esperado: el debut de ítalo peruano Gianluca Lapadula, que ingresó en lugar de Ruidiaz pero poco pudo hacer el delantero del Benevento cuando nunca le colaboraron en fase ofensiva.

Pálida actuación peruana que deja un enorme manto de dudas teniendo en cuenta que suma apenas un punto de nueve disputados y que este martes recibirá a Argentina en Lima. Pobre saldo hasta aquí y complicado calendario futuro.

Para Rueda fue un respiro luego de las dos primeras jornadas. La presión y crítica punzante de la prensa hacia su gestión hacían que un mal resultado fuera lapidario para la continuidad del técnico caleño que, por ahora, tiene cierto aire para seguir adelante.

Puntos altos en Chile más allá de Vidal: Orellana, Isla y Pinares. Un equipo que está en construcción y recambio con una base de la generación dorada bicampeona de América.

La eliminatoria sudamericana es larga y extremadamente competitiva. Veremos qué nos depara la cuarta fecha que cierra este 2020 atípico con selecciones que, como siempre, se van descolgando solas en la tabla confirmando esa solidez que los encaminará al objetivo final que es Catar 2022.

Y punto…….

COMENTARIOS