Valor y calidad

Bryan Spira
Lunes 16 de abril 2018

“Philippe Coutinho maneja la pelota por la banda izquierda, hace un sensacional drible para quitarse la marca de Hummels, entre los aplausos del Camp Nou se la pasa a Luis Suárez. El uruguayo llega a la raya final, pasa el balón a Messi hacía atrás y GOOOL del argentino”.

Una jugada que bien podría ser cierta en algún cruce de la UEFA Champions League en la que el considerado por muchos como el mejor equipo del mundo, logra un gol puramente sudamericano.

Existe una creencia que el fútbol europeo no gozaría de tanta riqueza técnica sin jugadores sudamericanos. Que el Cono Sur es el encargado de darle vistosidad al balompié del Viejo Continente.

La revista Forbes publicó, previo al Mundial de Rusia 2018, una lista de los 20 jugadores que mayor valor tienen en el mercado actual.

Entre los primeros diez, solo tres son sudamericanos y siete europeos. Si exploramos la lista completa, África cuenta con Mohamed Salah, mientras que Europa y Sudamérica quedan con trece y seis, respectivamente.

En el valor de sus jugadores, así como en número de Mundiales, Europa se lleva el primer lugar en su particular competencia con Sudamérica (11 vs 9), tomando en cuenta el nivel de desarrollo y los contrastes entre un continente y el otro.

Simon Kuper en “El fútbol es así” publicó que -fuera de América Latina-, solo los países que paguen como mínimo 10.000 euros a cada uno de sus habitantes al año, son capaces de levantar el trofeo de selecciones más deseado por todos.

Solo Brasil, Argentina y Uruguay han podido escribir su nombre en la historia a pesar de no darle seguridad económica a sus ciudadanos.

Aun cuando Brasil partirá como favorito para llevarse el Mundial, todavía están pendientes de la evolución de la lesión de Neymar. Y Argentina, que no es capaz de explotar su potencial, debe, con Sampaoli a la cabeza, tomar el ejemplo de Tite con Neymar y no esperar que Messi haga jugar a sus compañeros, sino acompañarlo de jugadores que lo potencien a él.

Europa y Sudamérica han derribado muros sociales construidos hace siglos por la humanidad. El fútbol ha logrado que, pese a sus costumbres y realidades diferentes, jugadores de distintos continentes se complementen de manera perfecta para crear el mejor de los espectáculos.

Messi, Suárez y Coutinho dan vida al argumento de muchos de que América del Sur brinda espectáculo en la UEFA.

COMENTARIOS