Un gol de Felipe Caicedo devolvió a la Lazio a los puestos europeos