Santos-Toluca: una final vibrante entre dos cuadros con clara vocación ofensiva

Equipo FDP Radio
Miércoles 16 de mayo 2018

El Santos Laguna, del entrenador uruguayo Dante Siboldi, recibirá mañana a los Diablos de Toluca, del argentino Hernán Cristante, en el partido de ida de la final del torneo Clausura 2018 del fútbol mexicano.

En su estadio, donde solo perdió un encuentro de liga este año, el Santos de Siboldi intentará imponer condiciones para llegar con ventaja al duelo de vuelta en Toluca, el próximo domingo.

Este jueves Siboldi se plantará ordenado atrás con el argentino Carlos Izquierdoz, el uruguayo Gerardo Alcoba y José Abella y a partir de ahí buscará hacer daño al Toluca con una ofensiva liderada por el caboverdiano Djaniny Tavares, el argentino Julio Furch y los uruguayos Brian Lozano y Jonathan Rodríguez.

“Hay que buscar ganar para llegar tranquilos a Toluca, el equipo en casa es fuerte y debemos seguir con eso”, dijo el volante Javier Cortés, quien se ganó el puesto de titular en las semifinales y confía mantenerlo salir mañana.

Santos eliminó en cuartos de final al campeón Tigres UANL al superarlo 2-0 en el encuentro en Torreón y en semifinales le ganó al América gracias a una goleada de 4-1 en su estadio donde mañana buscará imponer la condición de local.

La zaga deberá estar atenta a la buena forma del colombiano Fernando Uribe, con cuatro goles y una asistencia en la victoria del Toluca 5-3 sobre Tijuana en semifinales, y no deberá descuidarse del también colombiano Luis Quiñones ni del volante argentino Rubens Sambueza, en buena forma.

Ambos equipos tienen bajas por lesiones, Santos la del defensor Néstor Araujo, integrante de la preselección mexicana para la Copa Mundial de Rusia, y Toluca al delantero Pedro Canelo. Los técnicos de ambos cuadros esperan que reaparezcan en la final, pero con lo que tienen les alcanza para pelear el título.

Si bien a Cristante le bastará con un empate en casa del Santos, estará atento a la posibilidad de que en su afán de ofender el rival deje espacios para vulnerarlo.

“La final no va a ser fácil, el objetivo es ganarla y hay que hacer méritos para ganar; ya después vendrá lo demás”, dijo el estratega argentino en sus primeras declaraciones el pasado domingo después de acceder a la final.

La final a la que los medios se han referido con alusiones religiosas, el Santos enfrentará al Diablo, concluirá el domingo con el juego de vuelta en Toluca, a 2.600 metros sobre el mar donde el equipo local no ha perdido este año.

Fuente: Agencias

COMENTARIOS