Nueve veces Argentina-Brasil

Edgardo Broner
Lunes 23 de abril 2018

La rivalidad futbolística entre argentinos y brasileños tuvo recientemente 13 horas y media de juego, que se duplicarán en las próximas semanas en las copas continentales de clubes. Se acaban de disputar 9 partidos entre los representantes de ambos países y ya van a comenzar las revanchas.

Son encuentros de tensiones y emociones, casi siempre con un alto nivel. Aunque las máximas estrellas estén en la Champions, de este lado se juntan algunos consagrados con otros de presente de Selección y las promesas de las que se hablará dentro de poco. Todo dentro del marco inigualable que genera un público apasionado.

La disputa hasta ahora da un empate, tanto en la Libertadores como en la Sudamericana, con algún gol más albiceleste, en doble sentido porque el que más anotó fue Racing, de camiseta parecida a su selección.

Palmeiras y Boca revivieron una final. Y los gritos aparecieron en los dos últimos minutos, con el empate de Carlos Tevez que tuvo más sabor por su pasado corinthiano. Felipe Melo mostró su sello de pierna fuerte, en un partido en el que sumaron jerarquía los colombianos Miguel Borja, Frank Fabra, Edwin Cardona y Wilmar Barrios como el venezolano Alejandro Guerra. Cristian Pavón y Pablo Pérez están buscando un lugar en Rusia. Un menú de jerarquía.

Corinthians ganó en el estadio de Independiente. Los Rojos extrañaron el VAR, el mismo que los afectó en la Recopa, por un gol mal anulado al final. Cassio y Ricardinho mantienen vigente la jerarquía de los campeones mundiales de clubes de 2012. Los locales presentaron a Fabricio Bustos y Maximiliano Meza, en lista de espera para Moscú, junto a los uruguayos Martín Campaña y Gastón Silva y el venezolano Fernando Amorebieta.

Racing alteró los números parejos goleando 4-0 a Vasco da Gama. El club carioca ya había padecido un resultado así en la fase previa con Wilstermann. Lautaro Martínez, figura del torneo argentino, fue imparable como Ramón Centurión, y Lisandro López necesitó patear tres penales para superar al uruguayo Martín Silva. Otro gran espectáculo. En el mismo escenario había goleado al Cruzeiro de Robinho, Fred, Thiago Neves y Rafael Sobis.

Antes habían empatado Flamengo y River, con Paulo César Carpegiani y Marcelo Gallardo como estrategas de primer nivel. El club de Zico exhibe la experiencia de Juan y Diego, con el despegue hacia Madrid del joven Vinicius Junior. Los millonarios cuentan con Franco Armani, Enzo Pérez, Lucas Pratto y el colombiano Juan Fernando Quintero.

Los duelos entre campeones de los ’60 se revivieron con Estudiantes y Santos, en un grupo histórico con Nacional de Montevideo. El club de Pelé ganó por la mínima con un gol en fuera de juego.

En la Sudamericana, Sao Paulo con Rodrigo Caio se llevó un punto del impactante Gigante de Arroyito de Rosario Central. El San Lorenzo de Leandro Romagnoli superó al Atlético Mineiro, que agrega a su toque autóctono al ecuatoriano Juan Cazares y al venezolano Rómulo Otero. Atlético Paranaense fue contundente con Newell’s Old Boys, dos finalistas del pasado copero.

Cada semana los hinchas cruzan ilusionados las fronteras y los operativos de seguridad intentan que los enfrentamientos no pasen de los cantos y las bromas. Son viajes inolvidables y en Argentina rompen con la veda del público visitante en el torneo local. El gran juego se vive con la euforia y el gusto futbolero de los dos países. Como proclamaba el Ratón Ayala, figura en Argentina y España, en una vieja publicidad de zapatos de fútbol: “En Europa no se consigue”.

COMENTARIOS