La tecnología reducirá la brecha entre ricos y pobres en el fútbol

Bryan Spira
Martes 2 de julio 2019

Durante mucho tiempo se pensó que la tecnología iba a quitarle trabajo a muchas personas. Las grandes innovaciones tecnológicas que comenzaron finales del siglo XX, trajeron muchos problemas en las relaciones personales pero ventajas laborales cada vez más significativas.

Las empresas de paquetería utilizan softwares para calcular sus rutas que permitan a los conductores tener la mayor cantidad de derechas continuas, evitando así semáforos y ahorrando gasolina por estar en constante marcha.

Las aerolíneas comerciales, más allá de sus GPS, también estudian las mejores rutas para ahorrar gasolina y hacer mejores tiempos en el aire.

El fútbol no es ajeno a esto; empresas como GotPro se encargan de crear calendarios para las ligas, siguiendo parámetros como transporte, vialidad, rivalidades, disponibilidad de estadio y policías, calendarios anteriores, etc, y así dar a las ligas y equipos una herramienta que no solo bajará costos operativos en los viajes, sino que ayudará al jugador a tener menos fatiga por los tiempos de desplazamiento jornada a jornada.

La tecnología es una poderosa herramienta que no solo ayuda al árbitro con el VAR o la línea de gol, sino que también a los equipos para prevenir lesiones o fichar de manera correcta.

Olocip, una empresa de Esteban Granero (futbolista del Espanyol), se encarga, mediante algoritmos, de definir variables en las que un equipo pueda sacar ventaja sobre otro.

Olocip, bajo el mismo sistema, también se encarga de “predecir” el rendimiento de cada futbolista en un partido determinado o durante toda una temporada y sus porcentaje de similitud con otro jugador.

Tras la salida de Godín del Atlético de Madrid, el conjunto rojiblanco ha recurrido a Olocip para conseguir un recambio, fijándose en España en Maripán y Cabrera; en Inglaterra en Tarkowski, jugador del Burnley que ha despertado interés del Manchester City y Liverpool y en Italia en Chiellini y Albiol; jugadores que según el software de la compañía de Esteban Granero, funcionarían mejor en el equipo de la capital española durante la siguiente temporada, debido a los compañeros que lo rodean, su estilo de juego, estadísticas y similitud con Godín en la actualidad.

También existen numerosas empresas como Zone7, creada por dos israelíes que gracias al Big Data, predicen lesiones de los deportistas elite en un 95% y con su sistema, reducen en un 75% el potencial de lesiones.

Instat, Wyscout, Prozone, Match Analysis, OptaSports, SAP y muchas otras más, son empresas dedicadas a la recolección de datos para un posterior análisis, y que así los equipos puedan planificar sus temporadas de la mejor manera posible.

El mercado de fichajes y la construcción de un equipo de fútbol no es algo sencillo, pero la industria del deporte está llena de opciones para hacerlo de manera correcta.

Por ejemplo, Duvan Zapata fue el segundo máximo goleador de la Seria A con 23 goles y Papu Gómez el que más pases clave dio con 107. El Atalanta cuenta con dos joyas para jugar la fase previa de la Champions por primera vez en su historia, pero en caso de que alguno de los dos decidiera abandonar el equipo para asumir un nuevo reto, los de Bérgamo podrían acudir a Olocip para buscar al jugador que más se le parezca — En ligas alternativas para no gastar grandes cifras y seguir inflando el mercado — , luego utilizar OptaSports para analizar a detalle sus estadísticas y posteriormente ir a Instat o Wyscout, verlo jugar y acceder a los informes como referencia.

Una vez realizado todo este estudio, Zone7 puede darle luces al equipo sobre la cantidad de lesiones del jugador y como prevenirlas en caso de ser recurrentes. Al tener un panorama claro, se pueden estudiar casos de éxito de la nacionalidad del jugador en el país, en este caso Italia, y tomar en cuenta el factor humano para realizar un informe completo en el que se minimice el margen de error.

Fichar no es tarea fácil y menos hoy en día en donde la información se encuentra hasta debajo de las piedras. Utilizarla inteligentemente es lo que dará a los equipos pequeños una ventaja competitiva sobre los ricos, que cada vez más parecieran fijarse en las estadísticas básicas y no en un verdadero estudio que potencie al plantel.

COMENTARIOS