Griezmann se centra en el Mundial y prefiere no hablar sobre su futuro