El secreto está en fichar correctamente

TAGS Brasil,  España,  fernando torres,  fichajes,  fifa,  firmino,  futbol,  jimenez,  México,  roberto firmino,  rondon,  torres,  Venezuela

Bryan Spira
Viernes 7 de junio 2019

Una vez le escuché a un famoso futbolista brasileño decir que los mejores jugadores de aquel país jugaban en las favelas y no a nivel profesional.

También en el documental The Other Kids, Fernando Torres revela que el tuvo la suerte de dedicarse al fútbol pero que entre sus compañeros, habían jugadores mucho mejores que él pero sin su suerte.

El fútbol no es solo saber patear la pelota, es preparación física, mental, personal y sobre todo mucha determinación.

Casos sobran: Carlos Bacca pasó de vender pescados en las calles de Colombia y de jugar en la segunda división de Venezuela, a ser mundialista; Dani Alves de la segunda división de Brasil al Sevilla y detrás de la fama de Roberto Firmino hay una gran curiosidad.

Lutz Pfannenstiel, ojeador del Hoffenheim, descubrió a Firmino jugando Football Manager. El rendimiento virtual del brasileño que jugaba en el Figuerense de la segunda división carioca sorprendió a Pfannenstiel que comenzó a seguir sus partidos de cerca.

El Hoffenheim desembolsó 3 millones de euros por Firmino y tras 153 partidos en la institución, el Liverpool puso 40 millones sobre la mesa y se lo llevó.

Tantos casos de éxito nos demuestran que hay mercados alternativos, pero también hay jugadores alternativos dentro de países “de moda” con mercados inflados en donde un jugador cuesta más por su nombre o pasaporte que por sus características técnicas, tácticas, físicas y mentales.

Hay equipos que no tienen el tiempo de formar jugadores y necesitan fichar para competir por todos los títulos de una temporada, pero esto no es excusa para fichar mal.

Para contratar a un jugador se deben tomar en cuenta distintas variables colectivas e individuales, además evaluar el entorno del jugador a contratar y las características de los compañeros que lo rodean.

Por ejemplo: Papu Gómez tuvo 107 pases clave en toda la temporada en la Serie A con el Atalanta. El rendimiento del argentino viene directamente relacionado con las características de sus compañeros y la actualidad del equipo. Ficharlo para un equipo que no cuente con jugadores que puedan rodearlo de la manera adecuada, significaría un retroceso económico para el equipo que solo vea sus números y no su rendimiento dentro de la cancha.

Otro caso que llama poderosamente la atención viene de la Premier League: Raúl Jiménez, con 13 goles y 8 asistencias, costó alrededor de 40 millones de euros al Wolverhampton, mientras que Salomón Rondón con 11 goles y 5 asistencias, tiene un valor de mercado de 15 millones.

Si comparamos a estos dos jugadores, vemos que son delanteros que cumplen con lo que les piden en sus respectivos equipos. Raúl Jiménez tiene mayor capacidad para jugar fuera del área, mientras que Rondón cumple el trabajo de pelear balones aéreos con los centrales y ganar tiempo y espacio gracias a su fortaleza física.

El tipo de juego de los equipos de Rondón suele ser directo, aprovechando al delantero venezolano para imponerse con su cuerpo a los rivales y así crear ocasiones de peligro.

Aunque las características de ambos delanteros son distintas, cada uno tiene lo que todo equipo busca: Goles y asociación con sus compañeros. Los números, luego de analizar brevemente sus mayores virtudes, hablan por sí solos.

¿Por qué Jiménez cuesta 40 millones y Rondón 15 jugando en la misma liga? ¿Por qué Rondón cuesta casi 3 veces menos que Jiménez jugando en un equipo inferior al del mexicano y teniendo números parecidos?

Hay mercados de moda. Un jugador muchas veces cuesta más que otro por su nombre y el país del que proviene. Hoy en día, con tantas herramientas tales como SAP, Instat, Wyscout, Prozone, Amisco, Opta, Match Analysis, StatDNA, Scout7, Stats y pare usted de contar, se pueden conseguir verdaderas gangas con un buen trabajo de scouting. El secreto está en acudir a mercados alternativos y evaluar al jugador según su rendimiento individual y colectivo; analizando si encaja en el equipo y siempre en comunicación constante con todos los departamentos involucrados: Dirección Deportiva, Dirección de Categorías Inferiores, Dirección Financiera y Cuerpo Técnico, para así tener un debate enriquecedor en el que se minimicen los márgenes de error, se evalúe la actualidad del equipo y los pros y contras de fichar a un jugador para los jóvenes emergentes de las categorías inferiores, la capacidad financiera del equipo en ese momento y la viabilidad de un posible fichaje, la actualidad de cada uno de los jugadores del primer equipo y además la posibilidad hacer negocios a futuro tanto por derechos de formación del jugador, como futuras ventas.

Fichar es fácil, lo difícil es hacerlo bien.

Noticias Relacionadas

COMENTARIOS