El hombre clave del Liverpool

Bryan Spira
Viernes 11 de mayo 2018

Previo a la final de la Champions, todo parece indicar que el Real Madrid, por historia y por nombres, parte como favorito ante el Liverpool.

Pero, más allá del peso histórico de cada equipo, estamos ante una batalla táctica con Jürgen Klopp, uno de los máximos exponente del Gegenpressing, como protagonista.

El Gegenpressing nació en 1960 con Holanda, y a lo largo del tiempo se ha transformado de distintas maneras con entrenadores como Guardiola, Tuchel, Pocchetino o Bielsa.

El Gegenpressing de Klopp consiste en presionar directamente al jugador contrario que se hizo con el balón, y así recuperar la posesión en la menor cantidad de tiempo posible, gracias a la presión que lo hace no tener una apreciación clara de la distribución de sus compañeros en el terreno de juego, obligándolo a dar un pase en corto equivocado, un pase largo sin efectividad producto de la presión, o un saque de banda en ataque.

El jugador clave del sistema de Klopp en el Liverpool es Roberto Firmino, delantero brasileño que llegó a Anfield Road procedente del Hoffenheim a cambio de 40 millones de euros en el 2015.

El brasileño, bajo la sombra de Sadio Mané y Mohamed Salah, se ha convertido en el eje del ataque, funcionando como falso nueve en el tridente ofensivo más potente de Europa durante esta temporada, pivoteando para habilitar a sus compañeros, que por habilidad superan a sus rivales y en caso de no poder finalizar las jugadas, consiguen ya en el área al brasileño.

Además de su gran aporte ofensivo, Firmino ha sido fundamental en el sistema de Klopp, siendo el elemento central entre la ofensiva y la defensiva, cumpliendo la tarea de ir de manera frontal contra los centrales en el Gegenpressing, formando una especie de diamante con Mané y Salah haciendo la cobertura para interceptar algún pase lateral.

Con este tipo de presión, dan libertad de movimientos a sus compañeros que juegan en el mediocampo, para obstaculizar cualquier posible pase que realice el contrario.

Firmino ha demostrado una inteligencia táctica privilegiada y ha logrado convertirse en un delantero completo. Marca, asiste, crea oportunidades, da pases clave y defiende. Si el Real Madrid quiere ganar, no solo debe fijarse en Salah, debe neutralizar a Firmino, pero sin descuidar a Mané y sobre todo a Milner, máximo asistidor del campeonato.

En el siguiente video animado podrás ver algunas de las tácticas utilizadas por Klopp con Firmino:

COMENTARIOS