Arsenal no pudo ante el Burnley y cosechó su cuarto empate consecutivo