Blogs

UN TOQUE DE ATENCION

Por primera vez desde su creación en 1960 la Copa Intercontinental no se jugará entre un equipo de Sudamérica y uno de Europa. La FIFA se adueñó de este torneo en 2004 y lo convirtió en el Mundial de Clubes y a pesar de ello seguía siendo la Intercontinental globalizada y disfrazada. Para ser justos, la primera final la jugaron dos equipos brasileños. Pero esa edición fue por invitación y el Real Madrid y el Manchester United fueron a tomar sol a las playas de Rio de Janeiro. Y es por culpa del Inter de Porto Alegre que el sábado el Inter italiano disputará el título contra un club africano y no sudamericano. Los gaúchos perdieron contra el campeón africano, un equipo simple, de jugadores muy veloces y cuya mayor virtud es su orden defensivo.

Al Mazembe del Congo le alcanzó con eso para eliminar primero al Pachuca mexicano y luego a los irreconocibles brasileños del Inter. El fútbol es fascinante precisamente por esto, porque cualquiera le pueda ganar a cualquiera en una buena noche. No sé si fue tan buena la de los africanos pero sí  fue muy mala la de los sudamericanos. Desde todo punto vista, imperdonable. A pesar de sus propias limitaciones, es más equipo, tiene mejores jugadores, la mayoría curtidos, con mayor jerarquía. Este papelón es un nuevo toque de atención para el fútbol sudamericano. El Inter fue campeón de América contra un equipo de Concacaf que fue mejor que otro de Conmebol. La reciente final de la Copa Sudamericana la ganó Independiente de Argentina, último en el torneo local y el subcampeón Goiás ya estaba descendido en Brasil. El nivel que se ve cada domingo en los campeonatos de América es cada vez más pobre y con esta realidad los clubes están erosionando el prestigio  mundial ganado con mucha calidad y esfuerzo.

Sígame en Twitter @AndresCantorGol

Fotos

Andres Cantor