Blogs

EL PARTIDO CLAVE

En los próximos días quedará oficializado el cambio de formato de las eliminatorias de la Concacaf. Sabido es que ya no se jugará más el hexagonal final y que, en cambio, se disputarán tres cuadrangulares finales cuyos ganadores clasificarán de manera directa al próxima Copa del mundo. Esto es casi un hecho y debe ser ratificado por FIFA en la próxima reunión del Ejecutivo.

. En caso de clasificar hasta la última instancia como todo hace de suponer, México y Estados Unidos serán cabeza de serie seguro de dos de los tres grupos, lo cual deja a dos potenciales selecciones con pasado mundialista con posibilidades de ser cabeza de serie del tercer sector. Concacaf tiene su propio criterio y será la encargada de decidir a qué país le corresponderá encabezar el tercer cuadrangular. Pero quiero pensar que desde ya los directivos de Honduras y Costa Rica están fajados para defender esa condición tan importante como la diferencia entre ir o no ir al Mundial. Es incierto aún si Concacaf seguirá teniendo sus tres plazas y media, aunque todo parece indicar que sí ya que no se aceptará el pedido de la cuarta. Esto quiere decir que solamente los ganadores de cada cuadrangular asegurarán su pase a Brasil, quedando por resolver entre los segundos como se determina quien jugará el repechaje. La vieja y trillada frase de que para salir campeón hay que ganarle a todos bien puede aplicar en este caso, pero no será lo mismo disputar un boleto directo sin México y Estados Unidos en el camino. Los dos equipos norteamericanos deben haber suspirado al saber que ya no se sacarán puntos entre sí, y no creo que nadie más que el público vaya a extrañar estos clásicos. Saben también que llegando a la última fase se acrecentarán sus posibilidades de clasificar aún cuando el margen de error sea menor. Por eso pienso que de aquí al sorteo del próximo julio en Río, el partido clave lo deberían estar jugando fuera de la cancha ticos y catrachos. Sin adelantar  vísperas, sería normal pensar que los dos llegarán a la instancia final.

 

Fotos

Andres Cantor